Este curso, como ya os comentaba, me proponía sacarle el máximo partido a las actividades realizadas con metodologías activas en el aula.

Tras varios años reflexionando sobre cómo lograr que los juegos no se quedaran en un rato de repaso o aprendizaje divertido, que las actividades desarrolladas por los alumnos con Web 2.0 no fueran únicamente trabajos con ordenadores, o que el aprendizaje cooperativo no consistiera para ellos más que en trabajar en grupo, pensé en unir una de las herramientas más potentes de la Filosofía para niños con el resto de actividades desarrolladas en clase. Me propuse así que los chicos prepararan un Diario de Metacognición en el que pudieran reflexionar sobre lo aprendido en clase y el modo en que adquieren los conocimientos y habilidades.

Tras varias semanas de redacción por parte del alumnado observé que, aunque ya les había explicado en qué consistía, sería bueno que tuvieran una guía visual que les ayudara, al menos al principio, a poner sus pensamientos en orden y sacarle todo el jugo a la reflexión personal. Para ello preparé esta guía para reflexionar sobre nuestros propio aprendizaje, basada, aunque adaptada y ampliada, en las clásicas escaleras de metacognición que podemos encontrar en Internet.

La comparto con vosotros por si queréis hacer o estáis ya haciendo algo similar al Diario de Metacognición y creéis que os podría ser de utilidad.

3 comentarios sobre “Escalera de Metacognición

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s