S.O.S TIERRA

En la asignatura de Valores Éticos en el IES El Brocense (Cáceres, Extremadura) procuro atender al espíritu del programa de FpN de M. Lipman y A. Sharp. Para ello, busco realizar actividades que promuevan la reflexión en torno a los valores a través del diálogo y que lo hagan además con un enfoque vital y cotidiano, para evitar convertir valores como la justicia, la paz, la igualdad o la libertad en meras etiquetas abstractas. Se trata, en definitiva, de que los alumnos identifiquen, hablen, piensen y decidan qué criterios de actuación quieren para sus vidas y qué rasgos sólidos desean que fundamenten su personalidad (haciéndose así constructores de sí mismos y de su entorno). 


En este marco, que tiene como base la FpN, realizo actividades que muevan su pensamiento a la vez que les inviten a cuestionar y comprender el mundo y los problemas actuales. 
Una de las actividades de este curso (y que generó la colección de cartas S.O.S. TIERRA) consistió en invitar a los Scouts de Extremadura a dar una charla sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Tras la charla, que sirvió para remover sus conciencias y enfrentarles a los objetivos de «Fin de la pobreza» (ODS. 1), «Hambre cero» (ODS. 2), «Igualdad de género» (ODS. 5) y «Acción por el clima» (ODS. 13), los propios alumnxs demandaron más información. Plantearon preguntas como «¿Cuáles son los otros objetivos?», «¿Qué podemos hacer nosotros para ayudar?», «¿Cuál de los objetivos es el más importante?» y «¿Cuál es el más urgente de solucionar?».


Esto nos llevó a realizar una investigación sobre los ODS para poder conocerlos bien. A través de varias actividades de aulas como el juego de intentar adivinar a qué objetivo se podía estar refiriendo cada imagen, crucigramas y adivinanzas, completamos entre todxs la lista de los objetivos. Posteriormente, y siguiendo con la agenda de preguntas elaboradas por los alumnos, propusimos ideas para poder colaborar de alguna manera y hacer que los niños, las niñas y los jóvenes tomaran conciencia de la importancia que estos objetivos tienen. Ellos mismos fueron los que propusieron crear un material que ayudara a los demás niñxs a pensar. Material que se concretó en nuestra caja de Wonder Ponder «S.O.S. TIERRA»


Aunque ya habían usado previamente las tarjetas de Wonder Ponder en el aula (en concreto, las de «Yo, persona»), consideré que era el momento ideal para llevar las cajas de «Mundo cruel» y «Lo que tú quieras». En ambas se tratan temas relacionados con la justicia, la igualdad, la libertad, la toma de decisiones y el cuidado del mundo, temas que están latentes en muchos de los 17 objetivos planteados por la Agenda 2030, por lo que podían ser una fuente de inspiración para sus posteriores creaciones.

Dedicamos así un par de sesiones a dialogar partiendo de las imágenes y las preguntas de las tarjetas y a comenzar a alumbrar ideas para las imágenes de los dibujos que formarían parte de nuestra particular caja de Wonder Ponder centrada en los ODS. 
Cada alumno y alumna se especializó posteriormente en dos de estos objetivos y trabajaron en grupos de expertos, dando ideas para las preguntas e intentando responderlas ellos mismos, comprobando así su recorrido y su potencial como disparadores del pensar. Hecho el material solo quedaba que la mano de la profesora unificara todo. 

Puedes descargar el material de la caja en este enlace.

Como no podía ser de otra manera, decidí lanzar la caja al mundo, pues el objetivo de mis alumnxs era facilitar que muchos niños y niñas pudieran reflexionar sobre los ODS y pudieran conocerlos y entender su importancia. Tenía claro que la mejor manera de presentarle a la sociedad nuestro trabajo era con el apoyo de las propias creadoras de Wonder Ponder, así que escribí a la maravillosa Ellen Duthie y ¡sorpresa! se mostraron encantadas de compartir en su web nuestras tarjetas. A ella y a Daniela Martagón no puedo sino darles las gracias por su apoyo, por sus vídeos y por sus mensajes animando y agradeciendo el trabajo de mis alumnxs. Sin duda, es lo que ellos se llevarán del proyecto, el ver que sí, que el esfuerzo y la valentía de crear y compartir tienen buenos resultados. Gracias Ellen y Daniela, de todo corazón, gracias por inspirarnos, por apoyarnos, por hacernos pensar y ser mejores personas!